Convento de Santa Clara

El conjunto de edificios del Convento de Santa Clara constituye un valioso patrimonio, por el mobiliario que posee y, principalmente, por haber conseguido llegar a nuestros días con la misma misión para la que fue construido: ser un convento de religiosas franciscanas.
En el Convento podemos visitar: el atrio, la Capilla de San Gonzalo de Amarante, posiblemente edificada en el siglo XVI, el alpendre de acceso a los coros y claustro, el coro de abajo y el coro de arriba, con una hermosa vista del interior de la Iglesia de Santa Clara.