Mercado dos Lavradores

El Mercado dos Lavradores, en el centro de Funchal, fue inaugurado el 24 de noviembre de 1940. Este proyecto, obra de Edmundo Tavares (1892-1983), presenta una arquitectura del Estado Nuevo, y refleja la intención de convertirlo en un gran centro abastecedor de la ciudad.
Grandes paneles de azulejos de la cerámica Batisttini de Maria de Portugal, datados de 1940 y pintados con temas regionales, por João Rodrigues, adornan la fachada, la puerta principal y la pescadería.
En nuestros días este espacio todavía ejerce las funciones para las que fue creado. En su espacio se venden productos de toda la especie y se mezclan colores, sonidos, olores y multiplas nacionalidades.